• Petcol

Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades donde queremos


Es muy importante tener en cuenta que un cachorro no debe salir de casa hasta que el médico veterinario lo indique. Los cachorros son muy susceptibles a sufrir enfermedades, pues su sistema inmune no se encuentra bien desarrollado y necesitan recibir todas las vacunas para estar protegidos. Es por esta razón que debes enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades donde queremos que las hagan mientras pueden salir al parque.


Primero que todo debemos asignar un sitio en casa para que él haga sus necesidades. Enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades en un sitio específico te puede sonar complejo, pero con un poco de paciencia y constancia en la educación de tu cachorro, puedes lograrlo.


Elegir el lugar adecuado


· Primero que todo debes elegir el lugar donde quieres que tu cachorro haga sus necesidades en casa. Este lugar debe estar aparte del lugar dónde has asignado para colocarle su cama, su comida y agua.

· Coloca en ese lugar ya sea los tapetes absorbentes o hierba artificial que encuentras en el mercado.

· Cuando tienes espacios grandes, puedes empezar a identificar que zona le gusta más a tu cachorro para hacer sus necesidades. De esta manera, puedes dejar solamente allí los tapetes absorbentes o la hierba artificial.


Aprende a identificar cuando tu cachorro hace sus necesidades


Debes tener en cuenta que un cachorro generalmente orina después de despertarse, después de comer y después de jugar intensamente. De esta manera cuando identifiques estos momentos, debes llevarle de inmediato al lugar asignado.


A los perros les gusta mucho la rutina, es por esto que si los acostumbras a un horario específico de comida y si los despiertas a la misma hora, es probable que ellos también hagan sus necesidades a una hora determinada. Sin embargo, puedes identificar cuando tu perro va a hacer sus necesidades por su actitud:

-Camina rápido

-Camina en círculos

-Olfatea el suelo


Al llevar a tu perro a la zona donde debe hacer sus necesidades, espera a que termine y de inmediato hazle saber que lo que hizo está bien hecho, por medio de una caricia, una felicitación efusiva o hasta puedes premiarlo con un snack.